HISTORIA

Tomateros de Culiacán nació en 1965 bajo la visión de Juan Ley Fong, incansable promotor de El Rey de los Deportes.

La historia de grandeza guinda, concretó su primera corona en su segunda campaña de la entonces Liga Invernal Sonora-Sinaloa, antecedente de la Liga Mexicana del Pacífico.
Vinicio García condujo a los guindas a su primera y segunda corona, la cual llegó en la campaña 1969-70.

Los Tomateros han ganado más de un título dejando en el terreno al rival, pero el primero de ellos llegó en la temporada 1977-78. En el sexto juego de la serie por el título, contra Cañeros de Los Mochis, Jesus Sommers le atizó cuadrangular solitario a Kevin Bruce Stanfield, para cristalizar el tercer campeonato tomatero.

Los seis posteriores, llegaron de la mano de Francisco “Paquín” Estrada. Dos en los ochentas, dos en los noventas y otro par en el presente siglo.

También con Paquín al mando, llegó la primera Serie del Caribe en la historia de Tomateros: en 1996, contra el Dream Team Dominicano, así como estrellas boricuas del nivel de Roberto Alomar, Bernie Williams e Iván Rodríguez.

En 2002, los guindas se convirtieron en el primer equipo mexicano que ganaba dos Series del Caribe. Rodrigo López selló la proeza en Caracas 2002, tras tirar juego completo y blanqueada en el desafío final.

Las tres más recientes coronas guindas, se han concretado de la mano de un ídolo. Benjamín Gil, quien comenzó a escribir su historia con cuatro campeonatos en su etapa como pelotero, ha conducido como mánager a los Tomateros, para que se lleven sus títulos diez, once y doce.

El de la temporada 2014-15 sirvió para decirle adiós al viejo Estadio Ángel Flores y el de la 2017-18, se convirtió en el primero dentro del nuevo Estadio Tomateros, un inmueble con capacidad para 20 mil seguidores y todas las comodidades que posee un parque de Ligas Mayores.

Por otro lado, el duodécimo llegó tras vencer en siete juegos de Serie Final a los Venados de Mazatlán, durante la campaña 2019-20.

Los guindas tienen un compromiso con la innovación y con una nación tan leal como exigente, que siempre espera lo mejor de su equipo tanto dentro, como fuera del terreno.

¡SOMOS LOS CAMPEONES DE LA LIGA MEXICANA DEL PACÍFICO!