PALCO PREMIER: DE GUANTES DE ORO Y ÓLIVER PÉREZ

Jorge Luis Telles Salazar

El campeón Tomateros de Culiacán aportó dos de los nueve peloteros ganadores del guante de oro, como reconocimiento a su excelente labor defensiva, a lo largo de la pasada temporada de la Liga Arco Mexicana del Pacífico: el primera base Efrén Navarro y el receptor Alexis Wilson.

Solo Naranjeros de Hermosillo, con tres, metió más jugadores a la alineación también conocida como “Rawlings Gold Glove Award”.

Estar ahí, dentro de ese grupo, es un honor indiscutible, máxime que solo existe un criterio para la selección: el de la estadística. Ninguno más. No es como otro tipo de galardones, en los que impera la opinión de cronistas deportivas y especialistas en la materia, no siempre tan imparcial como el aficionado quisiera.

Así las cosas, Efrén Navarro es uno de los distinguidos, por su .995 de porcentaje, resultado de solo dos errores en 426 asistencias, durante 50 partidos. Navarro también jugó los jardines izquierdo y derecho y ocasionalmente alineó como bateador designado. Fue todo un puntal con Tomateros.

Por lo que a Alexis Wilson corresponde, participó en 46 juegos y registró 352 asistencias. Solo cometió un error, para marcar un promedio casi perfecto de .997.

Además puso fuera al 47 por ciento de los corredores que intentaron robarle una almohadilla. Lo de Wilson fue lo más parecido a una temporada de ensueño, tras ocupar la titularidad de la receptoría, luego de la inesperada baja de Román Alí Solís.

La decisión de la directiva de Tomateros de Culiacán no gustó mucho a sus aficionados, bajo el argumento de que Alexis todavía no estaba listo para este béisbol; pero el chamaco de Compuertas (ejido de Ahome) demostró todo lo contrario y es por eso que ahora busca una nueva oportunidad en el béisbol de los Estados Unidos.

La inclusión de Wilson y Navarro en el selecto grupo de los “guantes de oro” confirma la gran defensiva que lució Tomateros durante toda la temporada de la LMP, que representó un nuevo campeonato a final de cuentas, el número 13 en la historia del circuito, para ser más exactos.

Ramiro Peña, en la base intermedia y José Guadalupe Chávez en el campo corto, redondearon esta alineación del manager Benjamín Gil. Y hay que admitir que se tuvo un problema por ahí, en el tercer cojín, al no contar con un antesalista natural; sin embargo, de algún modo se resolvió la dificultad. Algunas veces con Joey Meneses; otras con Michael Wing; pero las cosas, a final de cuentas, salieron adelante.

Ni Peña ni Chávez están hoy en “Rawlings Gold Glove Award”. No hace falta, sin embargo, para aquilatar su valiosa aportación a la causa guinda.

Y bien.

En tanto.

Al firmar contrato de Ligas Menores con la organización de los Indios de Cleveland, Oliver Pérez se ha colocado en la antesala de jugar su temporada número 19 en las Ligas Mayores de Béisbol.

De hecho, Oliver, con 18 campañas como protagonista, es ya el beisbolista mexicano con más temporadas en las Grandes Ligas; pero todavía una más representaría una marca sumamente difícil de romper.

Y esto, de pasada, representaría para Oliver Pérez la oportunidad de obtener nuevos records, como mexicano en las Mayores.

Una de ellas, por ejemplo, el de apariciones, en poder de Joakim Soria, con 700, por 691 de Oliver. Otro, el de ponches, que posee Yovani Gallardo, con 1 541. Pérez tiene 43 menos y ya de hecho está entre los tres lanzadores mexicanos más ponchadores de la historia en la MLB.

Oliver es el clásIco “no moja pero si empapa”.

Y es cierto: a diferencia de otros peloteros, no suenan mucho las fanfarrias al conjuro del nombre de Oliver Pérez; sin embargo ahí están sus números, que son lo más ilustrativo de su carrera en el beisbol de los Estados Unidos.

Aquí, en la Liga Mexicana del Pacífico, Oliver ha jugado poco, muy poco, siempre con Tomateros de Culiacán. Lamentablemente su actuación siempre ha estado limitada por las restricciones que imponen las organizaciones de la MLB; pero eso no obsta para que no se le reconozca ya como uno de los grandes del beisbol mexicano.

Digo.

A manera de colofón.

Hasta aquí por hoy. Y al despedirnos nuestra invitación para que siga nuestra columna, Palco Premier, en el portal www.jorgeluistelles.com, donde encontrará las mejores columnas deportivas de la actualidad.

De paso, aprovechamos para expresarle nuestros mejores deseos: Dios los bendiga siempre.

Y la recomendación ineludible: cuídese mucho. Ahora más que nunca…

Tienda en linéa