“ES UN SENTIMIENTO MUY BONITO”: CAMPOS

Culiacán, Sinaloa a martes 12 de septiembre de 2017.- El experimentado Francisco Campos, prueba una nueva faceta con Tomateros de Culiacán como coach de bullpen, algo que lo llena de mucho orgullo, luego de haber formado parte de las filas de esta organización durante 6 campañas, en las que tuvo la dicha de ser campeón (2014-2015) y de lanzar un juego sin hit ni carrera combinado (28/12/14 junto a Salvador Valdez y Óscar Villarreal).

“Es un sentimiento muy bonito, muy buscado para mí porque siempre dije que el día que me retirara iba a seguir dentro del béisbol de una u otra manera y qué mejor ahorita en un equipo al que le tengo mucho aprecio, mucho cariño y que me den la oportunidad de estar como coach de bullpen es un gran halago”, compartió.

Con la franela guinda a lo largo de 6 temporadas, tuvo acción 62 encuentros, obtuvo 29 victorias, 14 descalabros, trabajó un total de 328.4 innings y compiló un ERA de 4.72. Teniendo además una trayectoria de 19 años en que se mantuvo activo en la pelota invernal, dándole las herramientas necesarias para orientar a los peloteros del futuro.

“Para mí va a ser muy importante que el día de mañana un chamaquito comente que ‘Pancho’ Campos le enseñó algo, a tirar el tenedor, que le ayudé a pulirse y a tener éxito en su carrera, así que no dudo que muchos de estos jóvenes que tenemos aquí van a ser las estrellas del mañana”, externó.

El guaymense agregó que en la pelota veraniega aún tiene un pendiente, que es llegar a los 200 juegos ganados con sus queridos Piratas de Campeche, quedándole 5 triunfos para lograrlo y una vez que lo conquiste, dejará definitivamente la loma de los disparos.

Asimismo, dijo que el compartir su conocimiento al lado de hombres como Benjamín Gil, Noé Muñoz, Darrell Sherman, Martín Enríquez y Héctor Álvarez, es muy satisfactorio.

“Para mí es un palomazo muy importante para la directiva guinda, el poder juntar a tan grandes personalidades, créeme que para mí es un gran honor tener la oportunidad de trabajar con gente tan entregada, que incluso son leyendas, personajes en el béisbol mexicano y que nos dieron cosas muy grandes. Además, detrás de unos buenos alumnos, hay unos buenos maestros”, puntualizó.