ESTADOS UNIDOS DEMOSTRÓ SER EL MEJOR DEL MUNDO

DESDE EL DUGOUT

Por Jesús Canale

Tal y como se dijo en este espacio el pasado 7 de marzo, Estados Unidos era un contendiente serio al título y por fin, después de tres intentos fallidos por lograr el campeonato del Clásico Mundial de Béisbol, el día de ayer lo logró consumar, gracias al espíritu competitivo de sus jugadores, que nunca agacharon la cabeza ante Puerto Rico, que llegó invicto a la final.

Si, tal vez los analistas del béisbol vieron por encima de Estados Unidos a República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y Japón; exponiendo que al conjunto de las barras y las estrellas les faltaban figuras estelares, siendo sinceros si faltaron, pero las que fueron realmente jugaron a ganar desde el principio.

¿Cuál fue la clave para lograr el título? Sencillo, su manager Jim Leyland confío en cada uno de sus jugadores, alternó muy bien a su cuerpo de receptores, así como al de pitcheo. Después del primer juego puso a Christian Yelich de tercer bate y funcionó a la perfección.

Estados Unidos perdió una ventaja de 5-0 ante República Dominicana en la primera ronda, la perdieron con su as en el relevo Andrew Miller, quien permitió cuadrangular de 3 carreras de Nelson Cruz.

Se volvieron a ver las caras en la segunda ronda y USA dio el golpe de autoridad, eliminando a los actuales campeones en el juego tres, avanzando a semifinales.

La otra derrota fue precisamente ante sus rivales el día de ayer en la final, Puerto Rico, ese juego quedó 6-5 y en el resultado final mucho tuvieron que ver los errores a la defensiva de Estados Unidos, sobretodo un par que hizo Nolan Arenado en la tercera base, abriendo la puerta para que los de la Isla del Encanto tomaran ventaja de 6-3 en ese momento.

Pero de nueva cuenta, Estados Unidos tuvo su revancha y simplemente vapuleó a Puerto Rico en la final, atrás quedaron los festejos, los joseos del “Team Rubio”, los estadounidenses con su juego frío de mente pero caliente a la hora de batear y lanzar, dieron catedra en el juego final y así se llevaron su primer cetro del Clásico Mundial de Béisbol.

MVP de la final.- Marcus Stroman fue elegido el Jugador Más Valioso de la Final y con justa razón. El derecho de los Azulejos de Toronto maniató a la fuerte ofensiva de los puertorriqueños, lanzando seis innings sin hit ni carrera, llevándose la victoria por Estados Unidos.

Antes del encuentro, se rumoraba que Chris Archer, pitcher estelar de los Rays de Tampa Bay, abriría en la final, pero Jim Leylan confío en Stroman y este no lo defraudó.

El futuro del Clásico Mundial.- Auguramos mucho éxito en el próximo Clásico Mundial. Este evento logró romper marcas en audiencia por TV y en asistencia en los estadios; el título de Estados Unidos hará que los aficionados al béisbol dentro de su mismo país tomen más enserio este evento, al igual que algunos peloteros estelares que declinaron lanzar para su país en este Clásico que recién culminó ayer.

Faltaba que ese país, el que tiene el mejor béisbol del mundo, mostrara interés y se logró, la final lució con un escenario lleno, tal y como lucieron los estadios en México y Japón, países que fungieron como sedes también en las primeras rondas.

Esperemos que realmente el interés siga creciendo y que en el próximo Clásico podamos ver a más figuras, que las principales figuras de Grandes Ligas, vuelvan a defender los colores de sus países.

Decepción del torneo.- Aquí nos vamos con dos países. Corea y México, los primeros no metieron ni las manos en la primera ronda, quedándose ahí por primera vez en la historia de los Clásicos Mundiales de Béisbol.

Por su parte, México como equipo anfitrión defraudó a todo un país que se hizo muchas ilusiones, mismas que se dieron por los resultados que se han obtenido en los últimos años en las Series del Caribe, pero este evento es punto y aparte.

México no fue capaz de ganarle a Italia, aún y que tuvieron ventaja de cuatro carreras en la novena entrada. Peleó palmo a palmo contra Puerto Rico, pero se llevaron otra paliza al final del día; por último vencieron a Venezuela, habían dado la campanada que esperaban, pero por cosas que no queremos entrar en mucho detalle, no les alcanzó para avanzar a la segunda ronda en San Diego.

La eliminación de México no es culpa de MLB como se mencionó por el complejo sistema de competencia que tienen en cuanto a un desempate.

Esa se dio en el terreno de juego, sin echar culpas, simplemente no se hizo lo que se tenía que hacer en los momentos importantes y listo, eso es todo. Lo que sí, quedó claro que para el próximo evento, será bueno que en la delegación mexicana vaya alguien que les ponga los panoramas habidos y por haber en cuanto al sistema, hay personas muy capacitadas para eso, incluso muchos se dieron cuenta del error del MLB desde antes de terminar el encuentro entre mexicanos y venezolanos.

“No preguntes lo que tus compañeros de equipo pueden hacer por ti. Pregúntate qué puedes hacer tú por tus compañeros de equipo”. Magic Johnson

Foto: AP