Palco Premier

= PALCO PREMIER =
= Mustelier, el sexto refuerzo extranjero
= Vendrán dos más, en calidad de reservas
= Detalles del calendario de juegos
Jorge Luis Telles Salazar
El cubano Ronnier Mustelier, viejo conocido de la afición de casa, cerró la lista de peloteros extranjeros que estarán en calidad de activos con los Tomateros de Culiacán para el arranque de la nueva temporada de la Liga Mexicana del Pacífico, programada para el miércoles, 12 de octubre, en la ciudad de Guadalajara.
Mustelier, usted lo recuerda, ya ha vestido dos veces el uniforme guinda y ahora regresa al equipo a petición expresa del manager Lino Rivera, bajo el argumento de que el antillano “es la clase de jugador que todos quisiéramos tener en nuestra alineación”.
Y razón no le falta al estratega boricua: Ronnier es un pelotero versátil, con capacidad para jugar lo mismo en el infield que en el outfield, además de ser un bat de respeto.
Aquí, en su debut, lo vimos actuar en la tercera estación y en el jardín derecho, posiciones que desempeña con seguridad y señorío. A la ofensiva, Mustelier no es lo que se llama un “tumba bardas”, precisamente – a pesar de su físico -; pero si es un toletero consistente, quien con mucha frecuencia se mueve en las bases, cosa que es muy grata para el timonel en turno, puesto que sabe que hay posibilidad de jugada.
Curiosamente, fueron los números a la ofensiva los que alentaron a Lino Rivera a alentar al cuerpo técnico del club, por la contratación del cubano.
Durante el invierno pasado, este señor militó con los Tiburones de la Guaira, en la Liga Profesional de Venezuela, donde bateó para .360, solo superado por Alex Romero, que cosechó .381. No es cualquier cosa en un circuito como este, que gradualmente se ha convertido en uno de los más fuertes de la Confederación del Caribe.
Y ahora, en el reciente verano, Ronnier jugó para Gwinnet, sucursal triple A de los Bravos de Atlanta. Vio acción en 117 juegos, con una estadística de 124 hits, de los cuales 21 fueron dobles, 4 triples y 5 jonrones, además de 50 carreras producidas.
Es decir: se ha sostenido en el parámetro que le conocemos. No es un aporreador; pero si un bat consistente, con mucha facilidad para colocarse en las bases.
Lino lo pidió para el equipo y estará ahí.
Disponible, incluso, para ver acción desde el primer día de la temporada, toda vez que llegará aquí en el curso de la semana.
Suerte.
= OTROS DOS, EN LISTA DE RESERVAS =
Y Bien.
El club Tomateros ya ajustó su cuota máxima de seis importados; pero, como lo advertimos de siempre, habrá por lo menos dos más, para ser ubicados en la lista de peloteros de reserva.
Esta es una muy buena decisión, sin duda.
Con los extranjeros, la verdad, no se sabe nunca. Suelen causar baja por pobre rendimiento; se lesionan; solicitan permiso para atender compromisos de familia y no pocas veces se van, simplemente, sin decir agua va.
Por eso es de suma importancia contar con por lo menos dos elementos de reserva. Justamente para tapar los huecos sin demora y para mantener la marcha del plantel.
Ya hay nombres. La directiva del club los dará a conocer en su momento.
Por lo pronto, repasemos la trinchera extranjera, para el inicio de la temporada: además de Mustelier, los también jardineros Rico Noel y Bryan Lair; el aporreador Mike Camp y los lanzadores Aaron Thompson y Derrik Loop. El primero de ellos, abridor; el segundo, cerrador.
Todos, precedidos de excelentes cartas de presentación y con buenas expectativas de triunfo, lo que está muy lejos de ser una garantía verdadera.
La Mexicana del Pacífico es una liga dura, con una clasificación quizás por encima de triple “A”. Quienes han pensado que se trata tan solo de una vacación invernal, todo pagado, se han equivocado rotundamente. También son muchos los que han triunfado y eso se ha convertido en campeonatos para sus respectivos equipos.
La plantilla extranjera de Culiacán parece buena. Lo es, de hecho.
Lo más importante, a nuestro juicio, que cubrirá las debilidades que padeció la campaña pasada, con el resultado que ya todos conocemos.
Ya lo veremos.
= EL ROL DE JUEGOS =
En el mismo tenor.
A cosa de una semana del arranque de la nueva temporada de la Liga Mexicana del Pacífico, aquí algunos detalles interesantes del calendario de juegos, en lo que a Tomateros de Culiacán compete.
Veamos:
Serán 34 juegos en casa y 34 en gira, para un total de 68.
Primero en casa: jueves 13 de octubre, ante Charros de Jalisco; primero en gira: miércoles 12, en la ciudad de Guadalajara. Primera serie oficial en casa: 18, 19 y 20 de octubre, con la visita de los Águilas de Mexicali; primera serie oficial fuera: 14, 15 Y 16, en Los Mochis.
Tomateros jugará un lunes en su parque: el 21 de noviembre, contra Naranjeros de Hermosillo. Y un lunes más, fuera de su estadio: 26 de diciembre, en Hermosillo.
Culiacán se enfrentará en nueve ocasiones contra Cañeros de los Mochis, Venados de Mazatlán, Mayos de Navojoa, Yaquis de Obregón y Águilas de Mexicali. Jugará once veces contra los Charros de Jalisco y doce ante los Naranjeros de Hermosillo.
Además de los Naranjeros, Cañeros de los Mochis, Yaquis de Obregón y Venados de Mazatlán, vendrán dos veces a Culiacán. Aguilas de Mexicali y Mayos de Navojoa, solo una ocasión. También los Charros de Jalisco solo sostendrán una serie en el estadio de la nueva nación guinda, más el juego inaugural.
Tomateros, por su parte, solo irán una vez a Mazatlán, Ciudad Obregón y Los Mochis.
En una sola ocasión, Tomateros sostendrán dos series consecutivas fuera de casa: justamente los primeros seis días de noviembre; tres juegos en Mazatlán y tres en Ciudad Obregón. Del mismo modo, solo una vez sostendrán aquí seis encuentros al hilo: diciembre 20, 21 y 22,  contra Yaquis de Obregón y diciembre 23, 25 y 26 del mismo mes, frente a Mazatlán.
Culiacán jugará aquí el 25 de diciembre, contra los Venados de Mazatlán; el 20 de noviembre, frente a los Charros de Jalisco, en Guadalajara.
Y precisamente, cerrarán el rol regular en la perla tapatía: diciembre 28, 29 y 30.
El ultimo día del año no habrá actividad oficial; pero si el primer día del 2017, con el arranque de los “pley offs”.
¿Qué si estarán ahí los Tomateros de Culiacán?
¡Por supuesto que si…!
Y con esto, damos cerrojazo a nuestra columna de hoy, con el deseo de siempre: que Dios los bendiga.

Deja un comentario