Honor a quien honor merece

= PALCO PREMIER =

= Juan Manuel Ley, en el salón de la fama de Culiacán

= Cristalizado el acuerdo tomado por unanimidad

= Confirmado: Cuba si estará en la Serie del Caribe

Jorge Luis Telles Salazar

En su momento, el  acuerdo salió por unanimidad de entre los integrantes del comité elector: Juan Manuel Ley López, con pase directo al Salón de la Fama del Deporte Municipal de Culiacán.

Y ya se hizo efectivo.

La entronización de Juan Manuel Ley López bajó al terreno de los hechos este jueves, 29 de septiembre, en lo que fue uno de los puntos estelares del calendario de celebraciones, alusivo al aniversario número 485 de la fundación de nuestra ciudad. Ya de años atrás, al igual que su señor padre, don Juan Ley Fong, Juan Manuel estaba en el Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, mismo que inició operaciones en 1973, en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Aquí en Culiacán, en la historia del salón de la fama del deporte municipal – que encabeza, por cierto, el conocido cronista deportivo Fausto Castaños – pocos acuerdos registran tanta contundencia como este a favor de Juan Manuel Ley López, fallecido en enero próximo pasado, apenas meses después de haber visto hecho realidad su gran sueño: un estadio digno, acorde al nivel de Culiacán como capital de Sinaloa y congruente a la extraordinaria trayectoria del equipo local, en la Liga Mexicana del Pacífico.

Y la verdad de las cosas, el que la decisión haya sido votada por la totalidad de los miembros del colegio elector, no es, para nada, obra de la casualidad. Constituye, antes bien, un reconocimiento pleno a la obra del hoy inmortal, en beneficio del béisbol profesional de Culiacán y del béisbol de nuestro país en general.

A lo largo de 51 años fungió como presidente del club Tomateros, por encargo de su señor padre, don Juan Ley Fong, cuando apenas rebasaba los 30 años de edad y al incursionar el equipo guinda en lo que era apenas la octava temporada de lo que hoy conocemos como Liga Mexicana del Pacífico. Era el nacimiento de la nueva franquicia guinda, en el otoño de 1965. Hoy día, la más exitosa, en campeonatos ganados, después de Naranjeros de Hermosillo.

Más atrás, sin embargo, también hay historia.

Y no nos referimos precisamente a la legendaria liga de la Costa, desaparecida de un plumazo al concluir su temporada 1957-1958, sino a los primeros cinco años de la década de los sesentas, cuando Tomateros formó parte de la Liga del Noroeste, como una manera de paliar, entre los aficionados, la nostalgia por el viejo circuito y para satisfacer, en parte, el hambre de béisbol imperante, aquellos tiempos, en la ciudad de Culiacán.

Fue don Juan Ley Fong, quien recibió la invitación, de parte de Horacio López Díaz (presidente de la Liga de Sonora) para meter a los Tomateros al circuito de elite, justamente una noche de enero de 1965, tras la culminación de un juego de estrellas entre una selección de Sonora y una de la liga del Noroeste, precisamente. La invitación de López Díaz se produjo, al ser testigo de un lleno impresionante en el rústico estadio “Angel Flores”. Una entrada que marcó un record de taquilla, vigente todavía durante muchos años después.

Tomada la decisión, don Juan se la comunicó a su hijo Juan Manuel, quien le replicó:

= Pero, papá: ¿Cómo vamos a competir con aquella Liga? ¿Qué nos has visto la paliza que nos dieron anoche? (10-1, en ese juego de estrellas).

= Tengo todo pensado – le contestó don Juan.

Y agregó:

= Mañana mismo, te me vas a Santiago Ixcuintla, Nayarit y compras todo el equipo. ¡Todo! Sin condiciones. Si es necesario, cómprate también al masajista y al bat boy. No te detengas por nada.

Santiago Ixcuintla, con su equipo, los Tabaqueros, era la plaza más exitosa de la Liga del Noroeste. Había ganado los cuatro campeonatos anteriores con relativa facilidad.

Así lo hizo Juan Manuel. Viajó al vecino estado de Nayarit.

Y regresó a Culiacán al cabo de un par de días. Con la chequera en ceros; pero con todo el equipo de los Tabaqueros de Santiago, a cuyos integrantes se les vistió con el uniforme guinda y blanco y se convirtieron en Tomateros de Culiacán.

Ahí comenzó la historia: diez campeonatos, nueve subcampeonatos, dos títulos en Series del Caribe y hasta cuatro segundos lugares en el torneo caribeño.

Solo Hermosillo cuenta con más galardones que Culiacán.

El éxito de Juan Manuel Ley López, sin embargo, no es solo en lo deportivo; con procedimientos modernos, recuperó, para Culiacán, el gusto por este deporte y colocó a nuestra ciudad en un referente en el plano internacional.

Por eso su ingreso al Salón de la Fama del Deporte Municipal de Culiacán fue votado por unanimidad y sin discusiones de ninguna naturaleza.

Mis recuerdos para un amigo y gran personaje: don Juan Manuel Ley López.

= CUBA CONFIRMA PARA LA SC =

Y bien.

De regreso al mundo real, Cuba confirmó ya su participación en la Serie del Caribe Culiacán 2017, lo que puso punto final a la rumorología en contrario que insistentemente circulaba por ahí.

La ratificación la formularon las propias autoridades del deporte cubano al presidente de la Liga Mexicana del Pacìfico, Omar Canizalez, quién en compañía del presidente del club Tomateros, Marcos Ley López, viajó expresamente a la isla, el pasado fin de semana, para afinar los detalles de su visita a Culiacán.

Cuba, como usted sabe, apenas ha tomado parte en tres Series del Caribe de la era moderna: Venezuela-2014, Puerto Rico 2015 y República Dominicana 2016.

Su ausencia obedeció a la prohibición del deporte profesional en territorio antillano, por disposiciones del entonces presidente Fidel Castro; pero, ahora, con Raúl Castro al frente del gobierno, las cosas han comenzado a cambiar gradualmente y es por eso que ha regresado a la Serie del Caribe.

Hasta donde sabemos, sin embargo, Cuba no ha cumplido con las disposiciones de la Confederación del Caribe y esto ha generado relativa intranquilidad entre los países asociados; pero de manera paulatina se han encontrado puntos de coincidencia y eso ha permitido que los antillanos sigan en la competencia y que ya hayan garantizado su participación en Culiacán-2017.

Buenas noticias entonces no solo para los aficionados, sino para el beisbol en general.

La fecha ya está a la vuelta de la esquina: febrero de 2017.

= COLOFON =

Y hasta aquí por hoy.

Palco Premier es una columna especializada en béisbol profesional, con derechos de exclusividad para los portales www.tomateros.com y www.jorgeluistelles.com. Su frecuencia es de dos veces por semana.

Una nueva temporada está encima y con ello la columna tomará su dinamismo habitual:

El análisis de la actuación de Tomateros de Culiacán será el tema central: las causas de las victorias y también las razones de las derrotas.

Síganos aquí mismo. A un click de distancia.

Y nos vamos ya, con nuestros deseos de siempre: que Dios los bendiga.

Deja un comentario