Los 4 anunciados: Palco Premier

= PALCO PREMIER =
= Ya son cuatro los extranjeros para Culiacán; faltan dos.
= Bryan La Hair, Derrik Loop, Aarón Thompson y Rico Noel
= Pancho Campos se despedirá de la Mexicana del Pacífico
Jorge Luis Telles Salazar
Con la contratación de Bryan LaHair, suman ya cuatro los peloteros extranjeros confirmados para jugar con Tomateros de Culiacán durante la cada vez más próxima temporada de la Liga Mexicana del Pacífico. Los otros tres son: Derrick Loop, Aarón Thompson y Rico Noel.
¿Detalles?
LaHair es un elemento de poder, que puede ser utilizado como primera base o bateador designado. Su paso por Grandes Ligas incluye su participación en un Juego de Estrellas.
Derrick Loop, será el cerrador. Llenará el hueco que tuvo Tomateros el año pasado.
Aarón Thompson, es un pitcher abridor. Según los planes originales estará en la rotación de abridores de Lino Rivera.
Una línea de serpentineros de primerísima línea, como comentamos en columnas pasadas.
Y Rico Noel, que no requiere cartas de presentación. Será su tercera campaña con los guindas y deberá ser, sobradamente, mejor que las dos anteriores.
En suma: un cañonero, un cerrador, un pitcher inicialista y un jardinero.
A simple vista se aprecia que la directiva de Tomateros de Culiacán estructura su equipo, sobre la base de una adecuada planeación, al dar prioridad, justamente, a los puntos débiles que se padecieron a lo largo de la temporada anterior.
Y en este entendido, pues vámonos por partes:
Comencemos entonces con Bryan LaHair, toletero con experiencia en Ligas Mayores, el Japón y los circuitos invernales de Venezuela y República Dominicana. En el mejor béisbol del mundo, jugó para Marineros de Seattle y Cachorros de Chicago, entre 2008 y 2013 y fue en el 2012 cuando formó parte de la selección de la Liga Nacional para el Juego de Estrellas. En este verano, militó con los Patriotas de Somerset, en la Liga del Atlántico (independiente), donde dejó marca, en 115 juegos, de 125 hits – entre ellos 9 cuadrangulares – y 81 carreras producidas. Puede ser jardinero, primera base o bateador designado. Ya dependerá de su rendimiento y de las necesidades del plantel, en su momento.
Derrick Loop, por su parte, está llamado a ser la solución a lo que fue una de las principales debilidades de Tomateros la última campaña: la ausencia de un pitcher cerrador de primera clase. Loop es la carta de los guindas, luego de que el cuerpo técnico lo observó detenidamente en la misma Liga del Atlántico, en la cual, para los Skeeters de Sugar Land, salvó la friolera de 29 partidos y marcó, de paso, una efectividad de 1. 97, extraordinario para cualquier liga de béisbol.
Aarón Thompson, a su vez, tiene destinado un lugar en la rotación de abridores; pero tendrá que ganárselo a pulso propio. Hay mucho tráfico, de calidad, en ese departamento: Edgard González, Mauricio Lara, Héctor Daniel Rodríguez, Andrés Iván Meza y Salvador Valdez, entre otros. Si quiere iniciar juegos deberá demostrar que cuenta con el talento suficiente para ello. Sus números son buenos, por lo menos.
Y está, finalmente, el caso de Rico Noel, catalogado como uno de los peloteros más espectaculares que han pasado por Tomateros en los últimos años. Noel, como sabemos todos, es una garantía en la cobertura de la pradera central y una verdadera gacela a la hora de correr las bases. Ciertamente, no es un bateador de poder; pero ello lo compensa con sus habilidades para hacer jugadas efectivas, especialmente en determinados momentos del partido. Es un hecho: Noel estará, de nuevo, en el jardín de en medio.
Y estos son, por ahora, los cuatro refuerzos extranjeros para el equipo de casa.
Quedan dos sitios en la lista de activos, más uno en la de reservas, para la prevención de las eventualidades que nunca faltan. Uno de esos puestos será para un pitcher de los llamados preparadores; el otro, posiblemente, para un jardinero.
Hasta ahora, las decisiones de la directiva han respondido a las necesidades del plantel. Y este será el criterio para las nuevas contrataciones.
Pendientes.
= FRANCISCO CAMPOS, EN SU TEMPORADA DE DESPEDIDA =
Y bien.
Francisco Campos se incorporó temprano a los entrenamientos del equipo. Apenas cinco días después de la apertura del campo de prácticas, mismas que han estado a cargo, desde el principio, del manager Lino Rivera.
Para el llamado “Pancho Ponches” esta campaña que se avecina será algo especial para él: su despedida de la Liga Mexicana del Pacífico.
Campos, cierto, todavía planea lanzar en el circuito de verano, dos o tres años más; pero en lo que hace a la LMP no hay vuelta de hoja: esta será la última de una brillante carrera para uno de los grandes lanzadores del béisbol mexicano.
Sus números con Culiacán, para no ir muy lejos, lo reflejan a carta cabal: 22 victorias y 8 derrotas, con 3. 49 de efectividad en solo cuatro temporadas.
Es un grande, sin duda.
Ahora, el nativo de Guaymas, Sonora, viene con la ilusión de formar parte de la línea de pitcher inicialistas y así ver acción con regularidad. Por su edad y por el empuje de los nuevos valores, sabe que no será una tarea fácil; pero, precisamente por eso, es que ha reportado muy a tiempo a los entrenamientos del equipo.
Si, en efecto, “Pancho Ponches” está de regreso. Y en inmejorable actitud.
Que haya suerte.
= PRACTICAS, “PASADAS POR AGUA” =
Por cierto.
En la medida que el tiempo lo ha permitido, Tomateros de Culiacán cumplió ya cinco días de entrenamiento continuo y las cosas, a pesar de las constantes precipitaciones pluviales, marchan acorde a la bitácora del manager Lino Rivera.
La sede oficial del campo de prácticas, como usted lo sabe, lo es las instalaciones de la unidad deportiva de JAPAC; pero cuando las lluvias lo han impedido, los peloteros han sido trasladados al nuevo estadio de la Nación Guinda, para trabajar en acondicionamiento físico, ante la imposibilidad de utilizar el campo de juego.
Y en cuanto a la presencia de peloteros, esta ya es bastante buena; pero crecerá de manera significativa en el curso de la semana, toda vez que ya se aproxima la fecha de la gira de juegos de preparación, que incluye un buen número de ellos en los Estados Unidos.
Efectivamente, en el solar de entrenamientos, sudando la gota gorda y empapando la camiseta a más no poder: Iker Franco, Marco Antonio Guzmán, José Manuel Orozco, Marco Camarena, Federico Castañeda, Gonzalo Sañudo, Alejandro Ríos, Salvador Valdez, José Cobos y Héctor Navarro, entre otros.
Algunos de los peloteros del roster gozan de permiso, porque apenas han terminado sus compromisos de verano; pero ya están por viajar a Culiacán. Otros siguen en esto, como los que militan con Pericos de Puebla o Toros de Tijuana, por ejemplo.
Compromiso y mentalidad ganadora, constituyen el denominador común. Viene una buena temporada para los Tomateros.
Ya lo verá usted.
Y con este nos despedimos, con nuestros deseos de siempre: que Dios los bendiga.

Deja un comentario