Será una Serie del Caribe espectacular, dicen los Ley

Pal220816

= PALCO PREMIER =

 

= Será una Serie del Caribe espectacular, dicen los Ley

= Primeros dos extranjeros: Thompson y Rico Noel

= En el verano: Monterrey-Tijuana, en la división del Norte

 

Jorge Luis Telles Salazar

 

Marcos, Héctor y Diego Ley López, principales directivos del club Tomateros de Culiacán e integrantes del comité organizador de la Serie del Caribe, que se efectuará aquí durante los primeros siete días de febrero del año entrante, coincidieron en señalar que la próxima temporada de la Liga Mexicana del Pacífico será memorable, calificativo aplicable, del mismo modo, para la contienda beisbolera entre los campeones de las ligas invernales de Puerto Rico, Venezuela, República Dominicana, Cuba y México, por supuesto.

En entrevista para el suplemento dominical “Perfiles”, del diario El Debate, los hermanos Ley hablaron amplia y entusiastamente del serio compromiso citado, al que harán frente con entrega, determinación, entusiasmo y la capacidad administrativa y de trabajo, que distingue a esta gran organización. Marcos, es el presidente del consejo de administración; Héctor, presidente ejecutivo y Diego, vocal del mismo. Los tres dedicados, prácticamente al cien por ciento, a los dos eventos mencionados: temporada regular y Serie del Caribe.

El éxito del torneo caribeño está prácticamente asegurado, más allá de quien sea el equipo monarca de la LMP; pero los hermanos Ley quieren algo más que eso: desean fervientemente que los campeones sean los Tomateros de Culiacán y es precisamente en esa dirección hacia la cual se trabaja. Los movimientos hechos por la directiva durante el verano y las contrataciones recientes, permiten constatarlo a plenitud.

“La franquicia de los Tomateros es algo que es de la comunidad; lo que hagamos con ella siempre será en el mejor interés del aficionado. Somos firmes defensores de que no es algo que se debe tomar a la ligera; antes bien: es algo serio que se tiene que manejar con mucha profundidad, con todos los recursos que estén siempre disponibles para lograr siempre que el público, la comunidad y el aficionado, esté contento y satisfecho”, dijo Héctor Ley al editor.

Diego, por su parte, comentó: “es un compromiso que tenemos con nuestra comunidad y nuestros aficionados para que la temporada sea altamente satisfactoria; que seamos un equipo que siempre esté con la mente y el ánimo de ganar. Ese es nuestro compromiso y en eso estamos trabajando”.

Y Marcos, ahora el mayor de la dinastía, abundó: “queremos tener un equipo muy competitivo y ganador; esto nos llevará a un estado de alerta a cualquier situación que se dé en el transcurso de la temporada, para aplicar soluciones en su momento”.

La entrevista “al alimón”, transluce un estado de ánimo inmejorable. Un optimismo de primerísimo nivel y una seguridad plena de que se alcanzarán los resultados deseados.

En cuanto a la inauguración de la Serie del Caribe, el primero de febrero de 2017, Héctor Ley anticipó, sencillamente: “vamos a tener un show a todo dar; no te puedo platica aún en qué consiste porque no lo puedo decir; pero va a estar bueno. Espectacular. Dile a todo el mundo que aquí no vamos a andar con miramientos”.

Culiacán, usted lo recuerda, organizó su primera y única Serie del Caribe, hasta la fecha, en 2001 y su éxito fue algo impresionante, con todo y que los Tomateros de Culiacán no pasaron lista de presente en el torneo.

Durante todos estos años, incluso, fue catalogada como la mejor de la historia y eso llenaba de orgullo a Juan Manuel Ley López, el hombre fuerte en su organización.

Hablamos, concretamente, de que en los últimos quince años no se ha llevado a cabo otra superior – incluyendo tres en territorio nacional: Mazatlán (2005), Mexicali (2009) y Hermosillo (2013) – y esto es el gran reto de los Ley López, convencidos de que sería esta la mejor forma de honrar la memoria de su hermano Juan Manuel.

Y si es con los Tomateros de Culiacán sobre el campo de juego, pues mucho que mejor.

¿No?

= NOEL Y AARON THOMPSON, PRIMERAS CONTRATACIONES =

Por cierto.

Oficialmente, Tomateros de Culiacán ya contrató a sus dos primeros peloteros extranjeros para la próxima campaña del circuito invernal. El limite, como usted sabe, son seis en activo; pero la política de los guindas ha sido la de contar con cuando menos dos más, para solventar situaciones de emergencia. Esto ya se verá más adelante.

Por lo pronto, dos seguros, salvo una eventualidad: Aarón Thompson, pitcher abridor y Rico Noel, jardinero central.

Thompson procederá de la Liga Independiente del Atlántico, donde juega para los Skeeters de Sugar Land; pero este pelotero de los Estados Unidos presenta antecedentes recientes en Ligas Mayores, donde estuvo tanto con los Piratas de Pittsburgh como con los Mellisos de Minnesota. Entre ambas organizaciones dejó un 4. 94 en carreras limpias admitidas.

En este verano ha visto acción de manera consistente: 8 victorias y 3 derrotas, con 3. 45 de efectividad. Ha lanzado 104 entradas y un tercio, a lo largo de las cuales ha aceptado 40 carreras limpias, con 86 ponches y 20 bases por bolas.

Ray Padilla, titular del cuerpo técnico de Tomateros, lo siguió de cerca. Y la impresión es más que buena.

Será pitcher abridor.

Por lo que hace a Rico Noel, ésta será su tercera campaña con Tomateros de Culiacán y la verdad de las cosas es que no ocupa de mayores cartas de presentación: pelotero espectacular, tanto a la defensiva como a la hora de correr las bases. Su beisbol es práctico, ligero y efectivo.

Noel, en efecto, será el titular de la pradera central y la mejor noticia es que iniciará campaña con el equipo de casa.

Ojalá.

= SULTANES-TIJUANA, FINAL EN EL NORTE DE LA LMB =

Mientras.

En su agonizante temporada, la Liga Mexicana de Beisbol ya tiene finalistas en lo que hace a su división del Norte:

Sultanes de Monterrey-Toros de Tijuana. Comenzará el sábado, en la capital regia.

Monterrey, por si usted no lo sabe, barrió con los Vaqueros de Unión Laguna. Tijuana, a su vez, hizo lo mismo con Acereros de Monclova.

En lo que atañe al bloque del Sur, Leones de Yucatán tiene delantera de 3-2 sobre los Piratas de Campeche y la serie regresará este martes a la Blanca Mérida. Yucatán tiene todo para avanzar a la final divisional.

El otro equipo es Pericos de Puebla, consolidado como el gran favorito, tras eliminar sin problemas a los ahora ex campeones Tigres de Quintana Roo.

Puebla luce, hasta ahora, como una máquina de jugar al beisbol.

Ahora que ya concluyeron los Juegos Olímpicos, excelente oportunidad para disfrutar a plenitud del desenlace en el circuito veraniego.

Y si.

Y con esto, nos vamos, con los deseos de siempre: que Dios los bendiga.

=0=

Deja un comentario